Fidelidad corrupta

CON-TEXTO | Por Miguel H. López. Los Zavala son uno de los ejemplos de grupos que se alzaron con bienes del país. El Senador patriqueridista se apropió de tierras del Parque Nacional Ybycuí. Su hermano César, vendió al Estado parte de las tierras malhabidas que su familia recibió de Stroessner y estuvo tratando de apropiarse de tierras del pueblo Mbya.

El stronismo vigente

CON-TEXTO | Por Miguel H. López. El empresario Miguel Carrizosa, presidente del conservador Partido Patria Querida y expresidente del Senado, hace pocos días protagonizó un incidente callejero que expresa la vigencia de esa lógica tan nociva de la prepotencia stronista que se impone violando derechos, y que de forma urgente hay que superar.

La Patria corrupta

CON-TEXTO | Por Miguel H. López. El presidente Abdo Benítez y su deslucido ministro Mazzoleni podrán fingir y exhibir el enojo que deseen ante las cámaras; pero no podrán sacarse de encima dos cosas que representan la más alta traición a la Patria, entendida como la población que habita el país: privilegiaron la corrupción, y no prepararon la infraestructura sanitaria anunciada, no se equiparon las salas de terapia intensiva, no fueron incorporados los equipos de bioseguridad en tiempo y forma en los hospitales, y hoy la población camina errante entre el contagio masivo y el aumento muertes a diario.

La causa de los incendios

CON-TEXTO | Por Miguel H. López. Paraguay ocupa el cuarto lugar en el mundo como exportador de soja, el primero en exportación de azúcar orgánica y el octavo como productor de carne. Detrás de esto, que los empresarios y el Gobierno consideran un gran éxito, subyace el alto precio que la población debe pagar.

La salud como propaganda de Gobierno

CON-TEXTO | Por Miguel H. López. No está mal querer tener buena imagen. Lo terrible es tratar de hacerlo desde la irrealidad, especulando con un sector donde, precisamente, cualquier afirmación triunfalista del Presidente le explotará en el rostro y se esparcirá por todos lados, como la incapacidad de su propio Gobierno.

El aguinaldo como pato de la boda

Con-texto | Los patrones deben hacerse cargo de sus incapacidades, no pretender nuevamente que la población mayoritaria, raleada, golpeada y empobrecida, les preserve el negocio usando el dinero público (sus impuestos) para salvataje financiero de sus empresas, en muchos casos además evasoras de los requerimientos tributarios. Por su parte, las autoridades nacionales tienen que asumir su responsabilidad y gobernar para las mayorías. Por Miguel H. López

El cinismo del sistema

CON-TEXTO. La situación está pasando de grave a muy grave, pero el Gobierno timorato no se atreve a enfrentar la realidad por temor a enojar a los dueños del capital explotador. Por Miguel H. López

Acoso providencial

CON-TEXTO. Casos como el ocurrido con el cura acosador no deben tomarse como hechos aislados. Forman parte de un tupido entramado de corrupción que está en la estructura del Estado, capitaneada por las mismas autoridades echando mano a las formalidades de las normas o torciéndolas a su antojo; y tiene su conexión con diversos sectores privados poderosos, legales o ilegales, que lo alimentan, lo engrasan y lo sostienen para no sucumbir. Por Miguel H. López

La apuesta criminal del Gobierno

CON-TEXTO. Se rifaron la plata, no cumplieron nada de lo que anunciaron. Los hospitales comienzan a colapsar y la culpa –dicen- es de la población. No de quienes se olvidaron de –o no quisieron- poner la cantidad necesaria de camas, equipos e insumos, ni capacitaron a más trabajadores de blanco. El caso de Ciudad del Este es el retrato más visible de la mentira y la falta compromiso del Gobierno. Ahora insisten en hacer un préstamo más elevado (USD 2.500 millones). Por Miguel H. López

Villanos y criminales de lesa humanidad

La memoria es una construcción social intersubjetiva y siempre es en presente sobre hechos del pasado. Como tal, las disputas por los sentidos que esta tiene o debe tener representan necesariamente una posición ideológica y una alta carga política. Es por eso que los debates que se dan en estos días sobre el dictador Alfredo Stroessner (1954-1989), no son casuales ni inocentes. Por Miguel H. López

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑