Adelante!

El periódico Adelante! es el órgano de prensa oficial del Partido Comunista Paraguayo.

Fundado en 1941, Adelante! atravesó la más dura clandestinidad durante décadas de dictadura, teniendo como directores y redactores a referentes de la política paraguaya, de la cultura, del pensamiento y la acción revolucionaria tales como Alfredo Alcorta, Antonio Alonso, Miguel Ángel Soler, Luís María Martínez, Carmen Soler, Antonio Bonzi, Virgilio Bareiro, Luis Casabianca y Evaristo González. Todos ellos perseguidos, presos, torturados y exiliados en distintas ocasiones por las dictaduras de Morínigo y Stroessner. Y en el caso de Antonio Alonso y Miguel Ángel Soler, asesinados y desaparecidos.

Su primer Director fue el heroico militante comunista Alfredo Alcorta. Quien sería preso en los calabozos stronistas durante 20 años, de 1958 a 1978, junto a Antonio Maidana y Julio Rojas. Irreductibles, salieron del encierro con la convicción y la nobleza fortalecidas.

Tal como registra el Informe Final de la Comisión de Verdad y Justicia (2008) en su tomo VII, Adelante! aparece por primera vez de forma legal y pública en la primavera democrática, a partir del 9 junio de 1946, bajo la dirección del camarada Antonio Bonzi, hasta el 13 de enero de 1947. Después del 13 de enero de 1947 hasta el 4 de mayo del 54, continúa apareciendo mensualmente en forma clandestina bajo la dirección del profesor Antonio Maidana.

Sigue así hasta 1989, imprimiéndose durante toda la dictadura en mimeógrafo y eventualmente en imprenta clandestina dentro del país bajo la dirección de Antonio Alonso Ramírez, Miguel Ángel Soler y en los últimos tiempos de la dictadura bajo la dirección del camarada Carlos Luis Casabianca.

Durante toda su aparición clandestina, su local de impresión, mimeógrafo o imprenta fue objeto de allanamiento, secuestro de equipos, represión, apresamiento, tortura y hasta muerte y desaparición como los casos del estudiante Mariano Roque Alonso, en época del gobierno de Federico Chávez; Antonio Alonso y Miguel Ángel, durante el terrorismo de Estado stronista.

En la noche del 30 de noviembre de 1975, Soler fue secuestrado de su casa, trasladado al despacho del jefe de identificaciones -el genocida Pastor Coronel- torturado bestialmente hasta morir y desaparecido. En ese momento, el camarada ejercía de Secretario Gral. del PCP y Director de Adelante! Y junto con otros camaradas del equipo editorial, preparaban una publicación que denunciaba el funcionamiento de varias casas en donde el gobierno mantenía secuestrada a decenas de niñas de 8 a 12 años, para ser sometidas como esclavas sexuales del tirano y otros militares de alto rango. Dicha publicación se basaba en el testimonio de Malena Ashwell –también presa, torturada y luego exiliada- quien había presenciado casualmente una escena horrible donde vio a niñas abusadas y moribundas en la residencia del teniente coronel Leopoldo Popol Perrier –también pederasta- en el barrio Sajonia que era utilizada para aquellas terroríficas y sistemáticas violaciones. Los documentos que denunciaban estos crímenes fueron desaparecidos por la policía, al igual que el Director del único periódico que se atrevería a publicarlos, Adelante!

Después de la caída de la dictadura aparece legal y públicamente,
de forma mensual desde el 1 de mayo de 1989, bajo la dirección de Casabianca, posteriormente de Virgilio Bareiro.

Antonio Bonzi, en su libro Historia del Partido Comunista Paraguayo publicado en el año 1991, relata:

"En cumplimiento de la resolución del I Congreso Nacional del Partido, en el curso del año 1941 aparece mimeografiado el número 1 del órgano oficial del Partido Comunista Paraguayo, «Adelante», bajo la dirección y responsabilidad del camarada Alfredo Alcorta, por entonces encargado de la Comisión de Agitación y Propaganda (Agiprop) y la directa colaboración del camarada Efraín Morel.

En la más rigurosa clandestinidad, protegido por la solidaridad revolucionaria de un amigo de la causa, sobre la vía férrea, en los alrededores de Trinidad, y sin más elementos que un gastado mimeógrafo, un pincel y una lata de tinta-bleque, Alfredo Alcorta y Efraín Morel dieron a la estampa la primera página del órgano de nuestro partido, que hoy, medio siglo después, atravesando el tiempo tormentoso de las persecuciones desatadas por todas las dictaduras, está llegando a las manos del pueblo, en una nueva época, en condiciones y forma diferentes, bajo la dirección del camarada Carlos Luis Casabianca.

«Adelante», en su ya dilatada vida, acompañó las vicisitudes de la lucha del pueblo paraguayo contra las dictaduras opresivas y criminales que agotaron el sueño de la patria y ha sido la voz siempre presente de los comunistas paraguayos en su lucha junto a la clase obrera y el pueblo. Nunca dejó de llegar a los obreros de las fábricas, a los trabajadores del campo y a los hogares paraguayos, aunque no con la regular asiduidad de los tiempos normales. Su primer director, Alfredo Alcorta, "murió en el exilio unos años atrás, después de haber soportado más de diecinueve años de encierro en las prisiones stronistas. Antonio Alonso Ramírez, su director hasta 1960, murió en el combate contra la dictadura en las acciones guerrilleras de ese año.

Hoy, en las nuevas condiciones políticas imperantes, como consecuencia del derrocamiento de la dictadura stronista, el partido ha conquistado, de hecho, el legítimo espacio que le corresponde en el escenario político nacional, y de esta manera «Adelante» ha aparecido públicamente (...)"

Oportunamente en esta nueva etapa y con la impronta de una historia plagada de coraje y creatividad, Adelante! se extiende hasta vos en formato digital. Esperamos pueda seguir cumpliendo el objetivo que le dio origen: contribuir a la organización de la alianza obrero-campesina y popular para derrocar del poder a los explotadores y construir una sociedad, tal como plantean Marx y Engels en el Manifiesto del Partido Comunista de 1848, “en donde el libre desenvolvimiento de cada uno será la condición del libre desenvolvimiento de todos”.

Paraguay, 8 de abril de 2020

*Diseño de portada: ilustración de Jorge Molinari.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: