La indignidad de cierta dirigencia obrera

La dignidad, la coherencia de clase y de principios suelen constituir el capital más valioso que tiene la clase trabajadora y por extensión sus organizaciones y dirigentes. En estos días la mayoría de las centrales obreras del país nos mostró –una vez más- su costado más ruin y traidor al salir a apoyar –conjuntamente con gremios patronales- la gestión personalista de una funcionaria de gobierno, la ministra del Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Carla Bacigalupo y por consiguiente la del Gobierno colorado de Mario Abdo Benítez. Por Miguel. H. López

Siguen viniendo por la clase trabajadora

Como si la pandemia y el Gobierno que tenemos no fueran suficiente azote, algunos legisladores colorados pretenden echar en gorra los derechos laborales de los y las trabajadores. Sí, así como suena. Se trata del proyecto de Ley presentado esta semana por los diputados Miguel Ángel Del Puerto y Raúl Latorre. Por Miguel H. López

Justicia a medida

Indignación y humoradas generó la ratificación de prisión preventiva de un hombre acusado de intento de robo en un domicilio y de cuyo poder la policía incautó una mochila que contenía un gancho y 3 pomelos. Este funcionamiento del Poder Judicial no es aislado ni casual. Responde a una lógica y a una mecánica en la que se organiza el esquema de protección del sistema. Por Miguel H. López

El embustero informe presidencial

El informe fue más bien un discurso político, despojado de explicación, de definición de resultados, de proyección y de realidad. Ante una población hastiada de las mentiras de las autoridades. Por Miguel H. López

La educación rentada

Puede vivirse sin educación, pero no sin salud. El razonamiento parece en extremo elemental y fácil de comprender. Por eso no resulta claro por qué el cambio repentino en la lógica del Gobierno a través del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) en esta pandemia global del nuevo coronavirus. El pasado 10 de junio la comunidad educativa fue sorprendida con la presentación de un protocolo de retorno semipresencial a clases, en todas las instituciones de escolar básica y educación media del país, desplegando 4 opciones diferentes, aunque ninguna plantea mantener el distanciamiento físico y social. Por Miguel H. López

Estafa en medio de la pandemia

La montaña de indecencia del Gobierno, de sus agentes, acólitos y tentáculos, es la causa de fondo por la que el contagio, el número de enfermos y posibles muertes pueden dispararse. La desobediencia crece entre los habitantes del país porque quienes pretenden dirigirlos y les exigen cumplir el decreto de emergencia son precisamente aquellos que violan todos los procedimientos, leyes y Constitución; y acometen los más criminales actos en contra de la población. Por Miguel H. López

El Gobierno que nos culpa

Para encubrir su criminal negligencia e incapacidad, el Gobierno, en su conjunto, coloca la culpa del riesgo de transmisiones y muertes sobre la población, porque el sistema que debieron robustecer está casi igual de desprotegido y aniquilado como hace 3 meses; y un contagio moderado, como al que nos inducían al iniciar la segunda quincena de abril, colapsaría el sistema en 1 semana. Entonces, no asumen su culpa en esta estafa a la confianza de la población. *Por Miguel H. López

El barco pirata de Salud

La pandemia de Covid-19 aceleró la evidencia de muchas cosas, entre ellas la corrupción que no descansa desde el Estado ni desde el sector empresarial mendaz. La criminalidad de las acciones de altos y medianos funcionarios y “particulares”, en un amplio contexto de redes, contactos y claques, para la adquisición torcida de indispensables insumos médicos y equipamientos, son un recordatorio devastador de la lógica con la que viene moviéndose el Gobierno y todos sus antecesores del mismo matiz desde hace más de 70 años. *Por Miguel H. López

De rojo a morado

Es una emergencia sanitaria a la que se va sumando, progresivamente, por la misma incompetencia gubernamental, una creciente emergencia social como efecto de la larga cuarentena y la casi nula ayuda del Estado a más del 70% de la población económicamente activa que pertenece al sub empleo y al cuentapropismo. *Por Miguel H. López

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑