Mario, Aldo, Humberto y nosotros

Editorial del 20 de enero de 2021

Hace unos días iniciamos una publicación en dos entregas, denominada “Periodismo y servilismo”, cuyo autor es el periodista de investigación Nemesio Barreto.

En esas entregas, se desarrolla una historia documentada que demuestra la defensa que Aldo Zuccolillo y Humberto Rubín realizaron en favor de la tiranía fascista liderada por Alfredo Stroessner y tutelada por los sucesivos gobiernos de los EEUU.

Para Adelante! y el Partido Comunista Paraguayo, compartir información documentada que evidencia este cierre de filas de ambos dueños de medios de comunicación, es de gran importancia por una serie de motivos que corresponde exponer y dejar a consideración de la clase trabajadora de la ciudad y del campo.

La motivación central es que el gobierno que padecemos en la actualidad es la continuidad de ese stronismo terrorista y genocida. Y teniendo en cuenta que el sistema educativo al servicio de las patronales, viene trabajando sistemáticamente el debilitamiento de nuestra memoria y la consecuente degradación de principios en la población, demostrar que quienes se presentan con un rostro democrático forman parte de la dura lógica de los explotadores, priorizando sus ganancias por encima del terrorismo de Estado y en connivencia con el mismo, resulta vital, para evitar maquillajes de patrones que de pronto se presentan con un “rostro humano” y prometen cambios para las mayorías trabajadoras.

La concentración de la difusión de ideas y formas de entender nuestra realidad en manos de las patronales, desde donde se confunde a trabajadoras y trabajadores, responsabilizándolos de los enormes problemas que tenemos en el país es otro de los motivos. Los medios de comunicación empresarial, como Abc color, Última Hora, La Nación, Telefuturo, Canal 13, Monumental, Ñanduti y otros, jamás concentrarán su información en la explicación de que el Estado criminal que existe en nuestro país fue construido por estos empresarios, banqueros y terratenientes, como parte de las necesidades de acumulación de dinero de ellos y sobre todo de los capitales extranjeros. Tampoco dedicarán la mayor parte de su tiempo a exigir Juicio y Castigo a los saqueadores, torturadores y asesinos del stronismo y el continuismo que se siguió expresando luego del ’89.

Mario Abdo es el rostro visible de la dictadura en términos de dominación clasista y de régimen político. Abdo encarna al stronismo del siglo 21, sin persecuciones tan abiertas ni censuras escandalosas, pero con alto grado de corrupción combinada con criminalización y represión a quienes nos oponemos a su proyecto mezquino, excluyente, entreguista y criminal.

Mario Abdo, Aldo Zuccolillo, Humberto Rubín, Galaverna, Nicanor Duarte, Blas Llano, Vierci, Wasmosy, Horacio Cartes, así como las direcciones de los Partidos Colorado, Liberal, Patria Querida, son los “ellos”, parte de una diversidad alineada a los intereses del capital, totalmente contrarios a los interesas de la mayoría trabajadora del campo y la ciudad. Reconocer esto es un paso firme hacia la libertad y la independencia que buscamos.

Nosotros, nosotras, somos esa inmensa cantidad de obreras y obreros, campesinas y campesinos, indígenas, estudiantes, pequeños comerciantes y productores, que generamos todo lo que consumimos y vemos a nuestro alrededor en términos de bienes y servicios.  

La necesaria y amplia unidad tendrá sentido transformador favorable a la justicia y el bienestar de las mayorías, si es que la alianza obrera, campesina y popular logra fortalecerse con la capacidad de levantar y movilizar a la gran mayoría de quienes habitamos el Paraguay, con un proyecto de cambios profundos y estructurales. Y para eso, la concentración en el encuentro, el vínculo, el intercambio de experiencias y de ingenio colectivo entre trabajadoras y trabajadores será determinante. Así como la desconfianza y la confrontación con las patronales tendrán mucho peso en el desarrollo de una fuerza real de cambios.

Imagen de inicio: Miradas de luchadoras y luchadores presos, torturados y desaparecidos por el stronismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: