La banalización del crimen

Por Virgilio Cantero*

En telefuturo, en un programa de farándula plantearon la pregunta: Stroessner, ¿héroe o villano?, lo que ha generado una serie de controversia mediática y hasta intervenciones de organismos de DDHH.

En la actualidad, en el marco del auge de las redes sociales y los medios digitales de comunicación, se dan posibilidades de expresar todo tipo de opiniones de manera abierta y pública sin la exigencia fundamental del ejercicio de la comunicación, que es la responsabilidad sobre la opinión formulada, y en ese contexto los tratamientos de temáticas sensibles muchas veces se banalizan, sean por opiniones fanáticas, acríticas o direccionamiento interesado de cierto sector.

Cuando se trata del periodismo o de los espacios de comunicación impartidos desde los medios masivos, esta exigencia se ve multiplicada por la llegada permanente y sistemática a una gran cantidad de audiencia, por su carácter de formadores de opinión. Es decir, el impacto que infieren los medios en la percepción social sobre la realidad, multiplica su responsabilidad y le otorga un papel cardinal en la cuestión del poder. En el caso de nuestro país, los apellidos que configuran el empresariado de la comunicación fortalecen esta afirmación.

En este sentido, la mencionada pregunta del programa farandulero de Telefuturo, al poner en tela de juicio hechos objetivos debidamente documentados de las barbaridades cometidas durante el terrorismo de Estado stronista con un tratamiento banal e impropio para el abordaje de un tema tan serio, expone el rostro real de la prensa corporativa y sus diversos métodos para instalar ideas tendientes a legalizar, normalizar o aceptar hechos, personas y situaciones relacionadas a prácticas criminales, abusivas y degradantes.

Lo que supone también los intentos de los poderosos por borrar de la memoria colectiva los crímenes del régimen del cual son herederos y beneficiarios, buscando el blanqueamiento que permite el olvido a través de la banalidad.

La farándula, donde el morbo y el amarillismo son el producto de consumo masivo, no puede ser el espacio donde se dilucide una pregunta que a más de retórica es falaz y mal intencionada. Por una ética mínima de prensa, un hecho histórico que ha generado el dolor y sufrimiento de tantas personas no debería ser abordado tan a la ligera en aras de polémicas vacías o picos de rating efímeros.

La banalización del crimen, la generalización de la frivolidad y la lógica de lo aparente, son los mecanismos recurrentes del mercado de la comunicación para formar consumidores inmutables en un mundo que se desmorona ante nuestros ojos. El sufrimiento del otro, ya no nos interpela ni mueve nuestra compasión, más bien nos impele a compartir en nuestras redes para contabilizar los likes y vistos que nos afirman en el virtual e irreal espacio de redes sociales.

Con el actual surgimiento y fortalecimiento de gobiernos fascistas, culpables directos de la muerte de miles de personas al anteponer el lucro a la vida misma, con el encubrimiento de todo tipo de violaciones a los derechos de millones de trabajadores por la misma razón, y todavía peor, decidiendo quienes van a morir en época de pandemia basándose en su posibilidad de producir dinero; y en un país como el nuestro, donde la dictadura nunca fue erradicada y cuyos resabios aparecen con más frecuencia, se torna necesario el ejercicio de la opinión crítica, la memoria y la lucha contra toda banalización del crimen.

No solo es válido sino sobre todo urgente repetir, DICTADURA NUNCA MÁS, NI OLVIDO, NI PERDÓN.

*Profesor Virgilio Cantero, militante de la Regional de Alto Paraná del PCP.

**Imagen de inicio: Ilustración de Ramiro Alonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: