Ley de arancel cero debe volver a Senadores

En la sesión de hoy, la Cámara de diputados ha impuesto modificaciones a la Ley de arancel cero retrasando la aplicación de un derecho que ya fue aplazado durante décadas. Desoyendo el pedido de las organizaciones estudiantiles de aprobación inmediata, la Ley debe volver a Senadores para el estudio de la propuesta de la Cámara baja.

Un sector del estudiantado universitario continúa frente al Congreso en una jornada que inició a tempranas horas de la mañana, y que representa la continuidad de una histórica lucha, que derivó en múltiples acciones durante este periodo. Con la medida dictada por diputados, los estudiantes temen que aunque la Ley fuera aprobada, ya no será aplicada para el periodo 2020, año que ha sido nefasto para los universitarios, en su mayoría también trabajadores, que traspasan diversas situaciones de riesgo en el marco de la actual crisis.

Jonathan Villalba, referente de Ofensiva Universitaria, señala que esta Ley hace referencia a un derecho humano y a una deuda con el pueblo trabajador, que es el que sostiene las universidades nacionales, sin embargo, cuyos hijos e hijas tienen el acceso restringido. “Nos movilizamos hoy para exigir que el arancel cero haga de las universidades nacionales, universidades realmente públicas. El arancel cero debe ser permanente y universal, para todas las personas. Entendiendo que esto es un derecho humano y una deuda histórica con el pueblo paraguayo, para que las clases humildes puedan acceder a la educación pública universitaria, que hoy la sostienen todos pero que privilegia a una élite”. Agrega que el argumento de algunos diputados de focalizar el Arancel Cero bajo el supuesto criterio de equidad “es hipócrita, porque cuando se habla del sistema tributario no aplican el mismo criterio. Nosotros buscamos revertir una injusticia

Sobre las modificaciones hechas hoy por diputados expone que estas limitan el alcance del arancel cero solo para estudiantes de colegios públicos y subvencionados. Los estudiantes de colegios privados tendrán que pasar por un filtro establecido para definir si pueden o no acceder a este derecho universal. Además de un periodo de 90 días para su reglamentación lo que implica que estaría en vigencia recién en el 2021, desconociendo la situación de emergencia que vive todo el país que tiene como una de sus consecuencias un aumento de la deserción escolar y universitaria. “Es una medida oportunista porque al burocratizar el acceso gratuito y la selección es como siempre una oportunidad de generar prebenda, cupos políticos“.

La expectativa para hoy era que se apruebe el proyecto tal como está. Nuestros puntos innegociables son que sea permanente y universal. Vamos a seguir luchando por eso“, expresa el representante universitario.

Jonathan Villalba y Elías Alcaraz.

Elías Alcaraz, estudiante de sociología y referente del Movimiento por la Organización y Participación estudiantil (MOPE), de la FACSO-UNA, enfatiza en la exigencia de que la Ley alcance a las ocho universidades públicas. “Esperábamos que si existiesen modificaciones hoy, fueran a favor del estudiantado, como por ejemplo, impulsando la aplicación inmediata de la Ley, o asegurando que la cobertura sea integral, que abarque desde los aranceles para los cursillos hasta las carreras de grado“. Explica que la urgencia se debe a la situación de las familias trabajadoras, de los propios estudiantes trabajadores, cuya situación económica ha empeorado con la pandemia.

Arnaldo Villalba, cocinero de la Olla Popular de Villa Israel y padre de familia.

Por su parte, Arnaldo Villalba, representante de la Olla Popular de Villa Israel, de Mariano Roque Alonso, también presente en esta jornada histórica de lucha articulada con los estudiantes, expone su potente testimonio como padre de familia y cocinero de una olla popular: “Somos cocineros y cocineras que apoyamos las ollas populares. Tenemos más de 200 niños alimentando todos los días. Y no solamente niños, también adolescentes, adultos mayores. Pedimos al gobierno que apruebe la ley de apoyo a las ollas populares. Somos padres de familia. Con esta pandemia estamos pasando hambre. Y también tenemos que pagar por la educación pública de nuestros hijos. La pandemia afectó a todos. Si no aprueban estas leyes nos someten al hambre y a la ignorancia al mismo tiempo“. En este mismo momento, la Cámara baja se encuentra tratando la Ley de apoyo a las ollas populares.

Con respecto a la Ley de Arancel Cero, esta vuelve a senadores quienes pueden aceptar las modificaciones o ratificarse en su posición, para lo cual necesitan dos tercios de votos. En este último caso volvería a diputados quienes también necesitarán la misma cantidad de votos para ratificarse en las modificaciones propuestas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: