Gobierno argentino pide una investigación independiente sobre el asesinato de las niñas Villalba

En la fecha, se cumple un año del infanticidio de Lilian Mariana y María Carmen “Aurorita”, ocurrido en la zona de Yby Yaú durante un operativo de la FTC calificado como “exitoso” por Mario Abdo Benítez. A propósito de la fecha, el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino emitió una declaración en la que “lamenta que a la fecha no hayan sido esclarecidos los hechos vinculados a la muerte de las niñas“.

La comunicación oficial difundida en la fecha reitera al Estado infanticida de Paraguay el reclamo de que “se realicen las gestiones necesarias para investigar los hechos, sancionar a los responsables y reparar a los familiares de las víctimas“. Cancillería argentina recuerda además que ha solicitado al gobierno paraguayo que facilite el acceso de miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense para colaborar con la investigación de los hechos y para realizar una autopsia, así como que se permita el acceso a las actuaciones administrativas y judiciales a los/as familiares de las niñas y representantes del Estado argentino, a lo que Paraguay se ha negado sistemáticamente.

El gobierno argentino informó además “su intención de acompañar con un Amicus Curiae la petición efectuada por los familiares de las víctimas ante el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, con el fin de solicitar una investigación independiente, objetiva e imparcial que permita el esclarecimiento de las circunstancias en las que éstas fueron asesinadas“.

Pastoral Social de Concepción asegura que militares plantaron uniformes y armas

Por su parte, la Pastoral Social Diocesana de Concepción emitió una declaración en la cuestionó el actuar del Ministerio Público luego de los hechos del 2 de setiembre de 2020, calificándolo de una “una vulgar quema de archivo, queriendo ocultar, posiblemente, cualquier investigación posterior”.

El comunicado difundido el día de ayer, asegura que “la actuación del Gobierno y de las fuerzas militares y policiales así como la de fiscales y forenses estuvo marcada de increíbles desaciertos que jamás pueden caber en instituciones oficiales. Empezando por el peldaño más alto, tenemos la caricaturesca figura de un Presidente de la República, Comandante de las Fuerzas Armadas, posando fanfarronamente, con pistola a la cintura, entre los oficiales, para acompañar y aplaudir una gran victoria de la FTC con la destrucción de un campamento enemigo y la muerte de dos peligrosas guerrilleras, desembocando después en el asesinato de dos niñas“.

La organización eclesiástica de Concepción aseguró además que “vienen luego los efectivos militares y policiales que plantan uniformes de guerreras y armas a las pequeñas ultimadas. En el tercer pendiente de la grada se encuentra el médico forense, quien adjudica una edad superior que realmente tenían a las víctimas (dijo que tenían 16 y 18 años cuando en realidad tenían 11 con las diferencias que existen entre el cuerpo de una niña y una adolescente)“.

Por último, la Pastoral Social de Concepción afirma que “tenemos catalogadas las numerosas “equivocaciones” o “falsos positivos” de la FTC, cuyas víctimas siempre fueron dirigentes campesinos o ciudadanos inocentes. Seguimos sosteniendo que este estado de violencia creado y sostenido es a solo efecto de desalentar el sistema de trabajo de la Agricultura Familiar y dar cancha libre al Agro negocio“.

Micrófono abierto frente al Panteón de los Héroes

Con motivo del primer aniversario del infanticidio, el Partido Comunista Paraguayo emitió también un comunicado en el que remarca que “el infanticidio de la niñas en Yby Yaú constituye un crimen de lesa humanidad de carácter imprescriptible y tarde o temprano, la lucha organizada y hermanada de los pueblos se encargará de llevar a juicio a sus autores materiales y políticos“.

La militancia comunista no estuvo ni estará ausente en la lucha por verdad, justicia y reparación del infanticidio de las niñas, pese a los esfuerzos de Ministerio Público cartista y el gobierno stronista de Mario Abdo Benítez (h) en silenciar y amedrentar a quienes reclaman castigo a los responsables materiales y políticos de estos crímenes de lesa humanidad. De la misma manera, no cesaremos en el reclamo de aparición con vida de “Lichita”, una hija de nuestro pueblo cuya desaparición forzada es responsabilidad del Estado paraguayo que, mediante la militarización y el terror, siembra miedo y dolor en las comunidades campesinas e indígenas de nuestro país para evitar que la verdad salga a flote“, señala la declaración del PCP.

El Partido Comunista expresó además que “cualquier persona y organización que defienda la vida, la justicia, la libertad y defienda los Derechos Humanos, debe exigir el castigo a los responsables de estos crímenes. Desde el Partido y la Juventud Comunista nos sumamos a la convocatoria de hoy jueves (18:00 hs.) frente al Panteón de los Héroes, y extendemos la invitación y un llamado no permitir la impunidad de estos hechos, que abonan el camino para la repetición de tan graves crímenes“.

Por último, el PCP extendió “un abrazo solidario a Myriam Villalba, madre de Lilian Mariana y Laura Villalba, madre de María Carmen, y a toda la familia de las niñas asesinadas, y exigimos la libertad de Laura, quien se encuentra detenida hace nueve meses, por buscar a su sobrina “Lichita”.“.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: