¿Hacia dónde marchamos hoy?

Editorial del 22 de junio del 2020

Hoy nos movilizamos todos los sectores indignados y dispuestos a combatir a la mafia que hace décadas opera desde este Estado oligárquico que nos explota para quitarnos el producto de nuestro trabajo y además nos desampara con servicios de salud y educación que no garantizan la igualdad de oportunidades para toda la población.

Responder hacia dónde marchamos, en términos políticos, podría ser sencillo. Si decimos que marchamos hacia un país sin corrupción, con salud y educación gratuitas y de calidad, con sistema tributario en donde quienes más dinero ganan más deben pagar, con una democratización de tierras que garantice la producción diversa y sustentable de alimentos frutihortícolas y ganaderos, apostando a la industrialización y la total defensa del medio ambiente y de los derechos laborales como la libertad sindical, el contrato colectivo de condiciones de trabajo, la estabilidad laboral y garantías para una jubilación digna, con fuerte inversión en investigación científica de acuerdo a las principales necesidades de nuestro pueblo, es probable que estemos de acuerdo la gran mayoría.

La cuestión cardinal es de qué manera marchamos hacia ese país que las grandes mayorías queremos.

Hace unas horas, Javier Zacarías Irún y Sandra MacLeod fueron favorecidos con sobreseimiento -definitivo para uno y provisional para la otra- por lesión de confianza por millonario desvío de fondos públicos, como una muestra más del torcido funcionamiento de la justicia en nuestro país. ¿Resolveríamos esto con una reforma judicial que garantice independencia del quehacer jurídico respecto al político? Lamentablemente la respuesta es negativa. Podría realizarse una bellísima reforma del Poder Judicial, con todos los elementos puestos por escrito, para garantizar el funcionamiento transparente e independiente de la justicia, pero la práctica seguirá siendo corrupta y al servicio de quienes más dinero y poder tienen.

La corrupción en nuestro país es escandalosa. Como pueblo paraguayo estamos hartos de que en los gobiernos existan tantas personas que se dedican a desviar fondos, arreglar licitaciones y realizar múltiples actos de corrupción en beneficio de grupos empresariales y politiqueros. ¿Una reforma del Estado podría resolver este enorme problema que tenemos? Con rabia decimos que no. Por más de que se reforme enteramente el Estado y entonces también la Constitución Nacional, en la práctica seguirán pisoteando sus leyes y normas, para continuar con el saqueo y el robo.

Y así podemos hablar de la represión policial y la práctica de tortura y terrorismo de Estado, todas expresiones prohibidas por nuestra ley, pero practicadas desde los gobiernos en contra del pueblo trabajador, con total colaboración de las cúpulas de los Partidos conservadores como el Colorado, el Liberal, Patria Querida, Hagamos, UNACE y otros.

Entonces, además de frenar esta reforma del Estado y todo el paquete de saqueo, entrega y corrupción, la gran tarea es marchar hacia el total vaciamiento de los Partidos conservadores, como primer gran paso. Toda trabajadora, todo trabajador honesto y democrático, debe abandonar y repudiar a los Partidos conservadores. Esas organizaciones no pueden ser depuradas para avanzar hacia el país que queremos. Sus cúpulas tienen muchos compromisos con terratenientes, empresarios, banqueros, grandes contrabandistas y demás expresiones de la mafia.

Además de vaciar esos Partidos conservadores, tenemos el principal de todos los desafíos: recuperar el trabajo de base con estricto cumplimiento de acuerdos para lograr que la confianza sea parte de nuestra unidad. Y este difícil trabajo permitirá que un proyecto de cambio crezca en la medida que se enmarque en una planificación estratégica. Sin estrategia no podemos avanzar. Y a esto, las y los comunistas agregamos: sin estrategia revolucionaria no podemos avanzar.

Salir de las filas de los partidos conservadores y desenmascarar a sus cúpulas corruptas, romper con viejos hábitos de trabajo perezoso y por arriba para concentrar sostenido trabajo por abajo, en el marco de una estrategia revolucionaria que profundice las tareas para enriquecer la claridad de las mayorías trabajadoras frente a este escenario, forma parte del “hacia dónde marchamos hoy”.

Priorizando la presentación y aprobación de leyes, o el trabajo por redes sociales, o la denuncia pública de la situación, lo más probable es que no logremos superar todo esto que estamos cuestionando. La crisis que existe hoy solo será superada con una poderosa alianza obrera, campesina y popular, con la total claridad de llevar adelante una lucha revolucionaria por el socialismo, colocando a la unidad entre ética y política como estratégica.

Sin esta claridad, los esfuerzos unitarios continuarán desilusionándonos. Para lograr claridad al respecto, debemos combinar mucha militancia y estudio en las fábricas y empresas, en las cuadras de los barrios, en las comunidades, en las chacras, en colegios y universidades, combinando la lucha con necesidades inmediatas con el debate acerca del por qué llegamos a esta situación y cómo nos gustaría vivir, para ir construyendo juntas y juntos el proyecto de cambio revolucionario que garantizará la verdadera democracia, que solo vendrá de un gobierno surgido de las bases trabajadoras y liderado por las organizaciones sociales y políticas revolucionarias.

Desde el Partido Comunista colocamos estos elementos para seguir debatiendo en el marco de nuestras tareas y luchas, con la plena convicción de que será la práctica, la conducta ejemplar y la planificación estratégica, la que nos permitirá salir de esta crisis con la dignidad que la unidad trabajadora requiere para gobernar al país.

Hoy nos movilizamos para frenar el saqueo y continuar construyendo ese poderoso movimiento de millones de trabajadoras y trabajadores, para liberarnos de la explotación de las patronales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: